Exposición Colectiva Interruptos-Continuos

Por Cristina Vives. Crítica de Arte y curadora

Palabras de bienvenida de Estudio Figueroa-Vives

Queridos amigos, muy buenas noches.

Les doy la bienvenida en nombre del Estudio Figueroa-Vives para clausurar la exposición Interruptos-Continuos, inaugurada el pasado mes de junio en colaboración con la embajada de Noruega, y que hoy podrán ver en ambas sedes.

No es frecuente que una sede diplomática mantenga abierta al público sus puertas, o que establezca relaciones de comunidad con el barrio donde habita, o que se convierta en un espacio de exposición o de proyección de cine, o de encuentros teóricos. Pero esta embajada decidió ser “abierta y transparente” y lo ha logrado con acierto.

Como muchos saben, esta es la séptima exposición de nuestro proyecto conjunto, que hemos mantenido ininterrumpidamente desde el 2014 a la fecha.

Podemos decir que nuestras exposiciones CONJUNTAS ya son esperadas entre la comunidad artística con expectativa –cosa que nos incita a nuevos intentos; y también podemos decir que las inauguraciones suelen ser MUY concurridas – Y ESO NOS ESTIMULA SOBREMANERA.

Pero, en esta ocasión, les hemos invitado por primera vez a una clausura, no a una inauguración, y eso no indica fin, sino continuidad.

Lo hemos hecho por tres razones:

  • La primera es una cuestión de timing, pues cuando inauguramos a finales de junio, ya algunos de ustedes, e incluso algunos artistas de la exposición, estaban de vacaciones o fuera del país en otros compromisos, entonces sentimos algunas ausencias que hoy estamos reparando;
  • la segunda es una razón de constancia y convicción, porque en junio estábamos despidiendo al embajador John Peter y a su esposo Paco Cabrera, los creadores de este proyecto de colaboración, y hoy damos la bienvenida a la embajadora Ingrid Mollestad, quien nos dijo al día siguiente de su llegada: “SEGUIMOS”.
  • la tercera razón para esta clausura es una pura y feliz coincidencia con la celebración en La Habana del 49º Congreso de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA) cuyos delegados e invitados están aquí esta noche.

Podemos decir que ahora mismo estamos dentro de un think tank en materia de arte, y ojalá las obras de Interruptos-Continuos pase la prueba de su juicio crítico.

Agradecemos a la AICA su visita que mucho apreciamos; a David Mateo nuestro presidente AICA Cuba por su tenacidad para con este Congreso y esta visita de hoy; y a Ingrid, nuestra nueva vecina por su hospitalidad.

Palabras de bienvenida de la Embajadora de Noruega en Cuba Ingrid Mollestad

Estimados amigos:

Como ha dicho Cristina: “soy su nueva vecina”, y me da mucho gusto darles la bienvenida a todos en nuestra casa, vuestra casa, la Embajada de Noruega en La Habana.

Esta noche es especial porque estamos clausurando la exposición que mantuvimos abierta durante todo el verano y lo hacemos con la visita de un grupo de importantes críticos de arte, académicos, especialistas y promotores culturales de muy diversos países y de Cuba, invitados al 49º Congreso de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA) que se celebra en La Habana. Es un honor tenerlos a todos aquí esta noche y les deseamos unas sesiones teóricas y una visita inolvidables a esta ciudad. Saludo en particular a su presidente, el Sr. Marek Bartelik aquí con nosotros, al vicepresidente Carlos Acero y al Sr. David Mateo, presidente AICA CUBA.

Yo acabo de llegar a esta bella Isla como embajadora de mi país y reconozco que estoy en una nación excepcionalmente rica por su arte y su cultura. Me siento además heredera de este interesante proyecto de colaboración con el Estudio Figueroa-Vives, nuestros vecinos más cercanos, quienes son una familia de artistas y críticos de arte que por más de 20 años han trabajado con éxito y prestigio por la cultura de su país.

A través del Estudio Figueroa-Vives hemos podido conocer directamente a muchos de los mejores artistas contemporáneos cubanos y hemos tenido acceso a un público tan conocedor como ustedes.

No es frecuente que una sede diplomática mantenga abierta al público sus puertas, o que establezca relaciones de comunidad con el barrio donde habita, o que se convierta en un espacio de exposición o de proyección de cine, o de encuentros teóricos. Pero somos una embajada “transparente” y es nuestro deseo apoyar y ser parte del movimiento creativo del país.

Deseamos que nuestra embajada siga siendo útil al desarrollo del arte y la cultura cubanos; que los artistas y críticos nos acepten como admiradores de su trabajo, y que nuestra colaboración les ayude a hacer cada vez una obra mejor.

Gracias a todos por venir esta noche, y les prometemos nuevas exposiciones conjuntas con el Estudio Figueroa-Vives, a las que todos estarán cordialmente invitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.