La litografía expandida

El proyecto artístico pedagógico “Irving Studio: Gráfica Creativa”, coordinó con éxito recientemente el evento La Litografía expandida: Aplicaciones en Cuba.

Interesado en el desarrollo y la funcionalidad de esta iniciativa, Artcrónica conversó con su creador y coordinador general, el grabador cubano Octavio Irving Hernández:

Octavio, ¿Cuál es el propósito fundamental del proyecto que actualmente coordinas?

“Irving Studio: Gráfica Creativa” es un proyecto artístico-pedagógico que aspira a promover el dibujo y el grabado como medios de expresión, favoreciendo el intercambio y la colaboración entre artistas cubanos y extranjeros, así como la experimentación con técnicas y procedimientos de creación e impresión gráficas. Acogemos diversas modalidades de proyectos que favorezcan las prácticas artísticas colaborativas, la experimentación y la investigación.

¿Y sobre qué concepciones se estableció el encuentro La Litografía expandida?

Esta es la primera edición de La Litografía Expandida: Aplicaciones en Cuba. Se basa en el intercambio de experiencias en el terreno de la creación artística, específicamente dentro del grabado como lenguaje, y quisimos lograr una simbiosis entre las técnicas tradicionales y las más modernas en función de un arte actualizado, que por sus códigos y morfologías responda a los criterios ideo-estéticos del arte contemporáneo. Para comenzar el encuentro propiciamos la realización de dos talleres especiales en los que se incorporaron artistas profesionales y estudiantes del ISA, con el objetivo de difundir las bondades y potencialidades de la litografía sobre planchas de aluminio y mediante planchas de poliéster. Ambos talleres estuvieron impartidos por el profesor Dr. Ramón Freire, de la Universidad de Castilla la Mancha, España, y el Lic. Ricardo Sanabria, Director del Taller Rinoceronte Magenta, de México. Las actividades concluyeron con la realización de una muestra colectiva con las obras resultantes de los intercambios.

¿Confías en que este tipo de eventos tenga aceptación entre los grabadores del país?

Bueno, nuestra pretensión es llevar acabo muchos otros talleres que puedan organizarse en otras partes del país, allí donde los estudiantes ni siquiera pueden aprender litografía tradicional.

Una gran cantidad de artistas han hecho suya esta expresión y han contribuido a distinguirla en Cuba. Sin embargo, existen un grupo de factores que atentan hoy día contra la continuidad de la tradición. La escasez de las piedras litográficas y lo costoso de sus prensas limitan su desarrollo, circunscribiéndola a recintos específicos como el Taller de Gráfica de La Habana o la Sociedad Gráfica de Cienfuegos. En el mundo la litografía ha evolucionado, incorporando nuevos procedimientos y técnicas que constituyen una potencial manera de socializar la expresión, que permiten obtener resultados similares a los de la litografía tradicional, y que además son ecológicos. Este aspecto es de vital importancia ya que la litografía sobre piedra es altamente tóxica. Estos procedimientos novedosos tienen un amplio desarrollo en países como España y México, pero son prácticamente desconocidos en Cuba, por eso decidimos estudiarlos y difundirlos durante el encuentro La litografía expandida.