El espacio inevitable.

Autor: Alexandre Arrechea

Una carrera artística que ha tomado como principales escenarios a Cuba, Madrid y Nueva York, y en la que cuentan premios y exhibiciones en otros espacios del entramado internacional, convierten a su protagonista: Alexandre Arrechea (1970, Trinidad, Cuba) en uno de los creadores cubanos más cosmopolitas. La realización del libro-catálogo El espacio inevitable. Alexandre Arrechea, nos pone al tanto de sus actuaciones, trazando un periplo desde sus primeros pasos en el mundo del arte hasta sus eventos de más actualidad, de acuerdo a la fecha de la presente edición (2014).

El ensayo vertebral de este libro es de Cristina Vives –crítica de arte y curadora que ha seguido de cerca la vida artística de Arrechea. Un tono de familiaridad, que nos involucra como lectores, es constatable en el texto que se concentra en resaltar los hechos que han influido en la conformación de la identidad artística de Arrechea. Cristina nos habla del joven trinitario, de sus primeras utopías, exposiciones iniciales, su experiencia en los grupos: Alexandre Arrechea-Dagoberto Rodríguez (1989-1992), conocido también por el heterónimo Eugenia Proenza; el trío MAD (Marcos, Alexandre, Dagoberto, 1992), hasta finalmente formalizarse en el denominado Los Carpinteros (1992-2003). A su vez, reflexiona y analiza sobre la evolución estética en su trabajo, y nos ofrece herramientas decodificadores para un acercamiento más adecuado al mismo.

El espacio conquistado es el título que nos introduce en los proyectos: Black Sun (Times Square, 2010) y Nolimits (Parq Avenue, 2013, acontecimientos que originaron un vuelco definitivo en la carrera de Arrechea. Muchas de sus indagaciones habían encontrado en esta etapa de su vida el terreno de la certeza. El propio título nos anuncia la consumación de planes trazados, y la obtención de la que era su más cara aspiración, encontrar su individualidad artística, la misma que en el año 2003 lo motiva a separarse de Los Carpinteros. Black Sun y Nolimits, desarrollados en Nueva York, constituyeron la sínstesis de sus más constantes inquietudes estéticas, entre las que sobresalen el sentido mutable de las cosas, la construcción del objeto, el vínculo interdisciplinario entre las artes, su implicación social y pública, el objeto artístico puesto a dialogar con el contexto; aspectos lúcidamente orquestados por un Alexandre Arrechea que finalmente trabajaba en solitario.

El volumen recoge además una conversación del año 2013 sostenida entre el artista y Hans-Michael Herzog (fundador de la colección Daros Latinoamérica, experto en arte contemporáneo y comisario). El mayor acierto de dicha entrevista es colocarnos, sin intermediarios, ante las motivaciones más personales que impulsan a Arrechea. Tomamos como relevante su declaración -una suerte de corolario del presente libro- acerca de su denuedo por mantener el control sobre su obra, pese a las circunstancias maniqueas en las que opera el arte actual, tal como lo entiende. Lo que nos pone, no solo frente a un artista consolidado y de proyección internacional, como ya habíamos señalado, sino también ante un creador de gran lucidez que vela por sus convicciones.

Libro-Catálogo de arte cubano
Edición y producción: Turner, 2014
Ensayo, investigación y edición: Cristina Vives
Textos: Alexandre Arrechea, Hans-Michael Herzog, Cristina Vives
Diseño: Laura Llópiz, Pepe Menéndez
Traducción: Gloria Riva
Fotografía: los autores
Impresión: Artes Gráficas Palermo
Encuadernación: Ramos
ISBN: 978-84-16142-34-7
DL: M-19637-2014
Bilingüe (español e inglés)
352 pp. / Ilus.
Cubiertas: de la serie Elementos arquitectónicos (Detalle), 2004-2014
Formato: 24x28x3cm

 Me Interesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.