Pintura y Performance

López Oliva
Los cruces entre códigos específicos de la pintura y el performance en la producción del artista Manuel López Oliva comportan el contenido fundamental de este catálogo. De acuerdo al enfoque de la publicación, la interrelación de estos lenguajes no resultó por fuerza de un afán de experimentación repentina, sino que se perfiló en el trayecto de operaciones artísticas donde la pintura, paulatinamente, fue adoptando signos provenientes del universo teatral. El artista asocia esta inclinación a vivencias de su infancia, cuando el furor de las festividades del carnaval en Manzanillo (su ciudad natal), se trasladaba a su casa, por ser el sitio escogido para confeccionar las máscaras, los accesorios de las carrozas, y los disfraces que serían usados en la ocasión.

Estas experiencias como trasfondo en la obra del artista condicionaron series como “Dioses, semidioses y mortales” (1992) donde, por primera vez, las pinturas de López asumieron el motivo de las máscaras como elemento central, en torno al cual construyó un universo simbólico, peculiar, que singularizan su poética dentro de la escena artística cubana. La necesidad de este creador por continuar expandiendo el campo de sus operaciones estéticas lo conducen a la realización del performance, donde sus pinturas adoptan movimiento, se mudan del lienzo hacia superficies corporales y se expanden hacia diferentes soportes que son propios de la escenografía teatral.

El problema de la moral continúa estando en el centro de las indagaciones artísticas de López Oliva. Sus obras pactan …con los bordes de ciertos ideales que pugnan por el mejoramiento humano, en franca oposición al oportunismo y la frivolidad. De ahí su ambivalencia, el juego de apariencias que oculta en el espacio pictórico del proscenio un simulacro (de la realidad y de la obra en sí)…” ─refiere Nelson Herrera Ysla, en su texto “López Oliva. Una vuelta de pintura”. Fragmentos de otros escritos acerca de la obra de López, publicados en diferentes sitios, se recopilan en la presente edición con vistas a sistematizar algunos contenidos en la obra comprendida entre 2000 y 2017. Su producción se nutre, del saber teórico y subjetivo de diez autores nacionales y extranjeros, donde prevalecen algunas de las voces más importantes de la crítica cubana, a las cuales se unen los criterios de autores jóvenes que aportan valiosos datos a esta producción.

El catálogo está constituido por una galería visual, estructurada en dos partes: la primera con un despliegue de las pinturas realizadas en el período señalado; y la segunda; con un registro fotográfico de algunos performances concebidos por el artista. Entre estas imágenes se entreteje el cuerpo textual del libro, que además de los comentarios de la crítica, cuenta con currículo actualizado y una suscinta reseña biográfica del artista.

López Oliva. Pintura y Performance
Collage Ediciones (FCBC), 2017
Curaduría: Manuel López Oliva
Coordinación General: Deney Terry
Textos: Nelson Herrera Ysla, Donna Gold, Jorge Bermúdez, Lillian Guerra, Kirenia Rodríguez, Virginia Alberdi, Rufo Caballero, Hortensia Montero, Carina Pino Santos, Deney Terry
Diseño: Patricio Vega Herrera
Edición: Martha Ivis Sánchez Ortiz
Editor asistente: Sheyla Valladares Quevedo
Fotografía: Ricardo Elías, Juan Carlos Romero, Maité Fernández, IHOS
Traducción: Jesús David Curbelo, Susana Haug Morales
Impresión: Selvi Artes Gráficas, Valencia, España
ISBN: 978-959-7233-29-9
Bilingüe: (Español-inglés)
Pp: 68

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.