Donis Llago

DONIS LLAGO
La Habana, 1985

EXHIBICIONES PERSONALES: 2018 Transparent secret. Galería Artis 718, La Habana 2017 Juego de Roles. Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, La Habana 2015 Mapas de alta tensión. En Zona Franca. Colateral Duodécima Bienal de La Habana, Parque Morro Cabaña / Transparencias. Galería Galiano, La Habana 2012 Fachadas. Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, La Habana /

EXHIBICIONES COLECTIVAS: 2017 Exposición Semana de la Cultura Sueca. Fábrica de Arte Cubano, La Habana / Post-it. Galería Collage Habana, La Habana / Arte Contemporáneo Latinoamericano. Monteármelo. Co Galería, Chile 2016 Festival Internacional del Jazz. New Orleans / En Blanco. Centro Hispanoamericano de Cultura, La Habana / Fuerza y Sangre. Imaginarios de la Bandera en el Arte Cubano. Pabellón Cuba y Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, La Habana / La madre de todas las artes. Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, La Habana 2015 Trascendental. Más allá del malecón. Galería Nina Menocal, México / Ram Rom Run. Colateral Bienal de La Habana. Losft Habana, La Habana / ¿Cuál es tu necesidad? Colateral Bienal de La Habana. El Arsenal, La Habana / Lose and Found. Fábrica de Arte Cubano, Colateral Bienal de La Habana, La Habana / The Light in Cuban Eyes. Robert Mann Gallery, Nueva York 2014 Fundamentos. Fábrica de Arte Cubano, La Habana / Art Fest@Doral. Universidad Carlos Alvizus, Miami / Post-it. Galería Galiano, La Habana / De lo sublime a lo ridículo. Fábrica de Arte Cubano, La Habana / 30 Aniversario de la Bienal de La Habana. Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, La Habana / Detrás del muro. Colateral a la Oncena Bienal de La Habana, La Habana 2013 Post-it. Galería Galiano, La Habana / Tócate. Galería Habana, La Habana 2012 Context Art Miami. Con la Galería Nina Menocal, Miami / Homenaje a René Portocarrero. Galería Teodoro Ramos Blanco, La Habana 2011 Salón de arte digital. Centro Pablo de la Torriente Brau, La Habana 2010 Salón Playa. Galería Servando Cabrera Moreno, La Habana 2009 Salón de Instructores de Arte. Casa de Cultura de Plaza, La Habana / Salón Playa. Galería Servando Cabrera Moreno, La Habana /

COLECCIONES: Fundación CIFO, Ella Fontanals Cisneros, Estados Unidos / Sara Jane de Hoss, Estados Unidos / Madeleine y Harvey Plonsquer, Estados Unidos / Galería Nina Menocal, México /Antonio Suárez, México / Galila Barzilai, Bruselas / Hugo Cancio, Estados Unidos / Hochschuler Kim, Estados Unidos / Monika Sukowska, México /

(…) Por lo general, cada nación cuenta con indeterminadas instituciones posicionadas en distintos inmuebles que ratifican, desde las funciones que ejecutan y los roles que representan, su posición política. Estos conjuntos arquitectónicos, construidos en su totalidad o bien readecuados en dependencia del propósito con que se hayan erigido, resultan en cada caso lugares majestuosos, sobresalientes por su absoluta belleza. Así podemos encontrar en primera instancia sedes de gobierno, ministerios, centros de seguridad nacional, órganos para la instauración de congresos y cuerpos militares, sitios emblemáticos, y demás, pero siempre donde se ejerce el poder y circula información Top Secret por canales restringidos.

Este es en esencia el concepto del cual se vale ahora Donis Llago para crear las obras que conforman la reciente etapa de su serie Transparencias. Es decir, lo que apreciamos a simple vista (lo denotativo) y lo que subyace escondido en el fondo (los procedimientos de connotación). El doble mensaje que, expresado por Roland Barthes en sus estudios sobre la imagen fotográfica, permanece como constante invariable en todo el arte contemporáneoi.

Estas nuevas “transparencias” si bien mantienen el principio rector de superponer varias capas de formas delimitadas solo por los contornos, que vislumbran en un plano bidimensional las complejidades que integran tantos elementos espaciales añadidos, ya no es la urbe habanera captada desde el malecón quien protagoniza en exclusiva dichas escenas. Las pinturas y cajas de luz que definen este periodo sobresalen por proyectar desde el exterior y hacia sus interiores aquellas edificaciones insignes que salvaguardan bienes patrimoniales, importantes personalidades, documentos valiosísimos, fortunas insospechables y hasta secretos de Estado. Entre ellas pudieran distinguirse la Casa Blanca o el Pentágono estadounidense, la Casa Rosada de Argentina, la Catedral de San Pedro en el Vaticano, El Kremlin de Moscú, el Servicio de Inteligencia Secreto (MI 6) en Inglaterra, el Comité Central, la Plaza de la Revolución o el Ministerio del Interior (MININT) para los cubanos, entre otros.

Solo por esta vía se nos permite acceder libremente a tan intrincados universos donde todo en apariencias es perfecto. Podemos avanzar sin tropiezos a lo último de cada pieza –entiéndase aquí habitación u obra plástica en un mismo sentido–, mirar con detenimiento y no percibir nada extraño. Sin embargo, tenemos la certeza de que lo que acontece a diario en esas esferas llega a ser trascendental en cualquier estrato y pudiera cambiar numerosos destinos, para bien o para mal. Donis también lo sabe, por eso deja entrever en el fondo de sus transparencias, nada nítidas por cierto para provocar la sospecha, un aviso permanente sobre lo que no obstante se eterniza oculto.

Fragmentos de Lo que permanece oculto detrás de las transparencias de Alain Cabrera Fernández

1. Luis Britto García: El imperio contracultural: del rock a la posmodernidad. Editorial Arte y Literatura. Colección ARGOS, 2005, p.335.
2. Roland Barthes: Lo obvio y lo obtuso. Imágenes, gestos y voces. Paidós Comunicación, 1986.